Arte / Moda / Consumismo / Medio ambiente

A lo largo de la historia la vestimenta de cada época ha mostrado una estética que iba acorde con las corrientes histórico-artísticas. Esto nos hace plantearnos que la situación sociopolítica que marca un momento en la historia provoca un pensamiento en la sociedad que, a su vez, los artistas del momento manifiestan en obras de arte y, como consecuencia, se traspasa a lo más cotidiano como es la moda.

La indumentaria no solo es “una tendencia”, sino que algunos trajes típicos o tradicionales conforman la identidad de una cultura remarcando sus valores y costumbres cotidianas. Todo ello nos permite preguntarnos si los diseñadores de moda tienen un carácter artístico que define la artesanía y las formas de sus piezas, las cuales en muchas ocasiones se ven influenciadas por movimientos artísticos, autores e incluso identidades costumbristas.

La Moda es siempre un hecho de Indumentaria; su origen, sin embargo, puede

representar uno u otro movimiento. La Moda puede ser tanto un hecho de

Indumentaria artificialmente elaborado por especialistas (la alta costura, por

ejemplo) como constituirse por la propagación de un simple hecho de vestuario,

reproducido a escala colectiva por motivos diversos (Barthes, 2003, p. 356)

Actualmente, la moda se ha convertido en un mercado muy atractivo que pone en primer plano a las marcas de alta costura, nos referimos a un diseño único y personalizado inclusive. Por otro lado, existen las cadenas de moda que venden de forma masificada a un precio más aceptable, acogiendo el estilo que en ese momento son tendencia.

Diseño de Versace basado en la obra de arte de Andy Warhol

Por último, me gustaría hacer hincapié sobre la sostenibilidad dudosa de muchos materiales aplicados a las prendas en este momento. Algunos diseñadores están planteándose nuevas alternativas para la moda, al igual que muchos artistas del momento que usan recursos eco que permiten plasmar la preservación de la biodiversidad y los recursos naturales. Este concepto es denominado “Ropa Slow” (Moda Ética), que es la tendencia que actualmente se está manifestando en muchos estudios de diseño de este carácter con la iniciativa de sustituir el material sintético por los tejidos orgánicos.

“Moda Slow” de la ecodiseñadora española Emma Sancho

En definitiva, podemos llegar a la conclusión de que el arte y la moda van de la mano por el factor “artesanía” y “creatividad”, que a su vez se coordina y plantea nuevas expectativas de cara a la cuestión sociopolítica del momento.

¿DEBERÍAMOS ERRADICAR EL CONSUMISMO? ¿ES TARDE PARA COLABORAR A FAVOR DE LA PRESERVACIÓN DE NUESTRO PLANETA?