¿Conocías a San Jorge de Estella?

Con esta entrada pretendo plantear una reflexión, o un debate si lo prefieren, en torno a una cuestión con cierto grado de polémica. Tomaré de referencia una noticia que ha salido hace pocos días, sobre la penosa restauración del que fue objeto la escultura del San Jorge de Estella, en Cantabria.

Es un final feliz para lo que iba a convertirse en un nuevo Ecce Homo. En la noticia se nos advierte de la pérdida de ciertos porcentajes de policromía, pero a su vez les permitió saber a los restauradores que en el siglo XVIII no todo era policromía, también existían unas chapas de colores dorados y plateados para la armadura y al menos una de las telas. Al final resultó que gracias al desastre pudimos descubrir algo nuevo de la obra. Nunca debió ser así.

Y lo más importante, la escultura ha obtenido una notoriedad que no tenía. Basta con mirar todas las noticias que han surgido en torno a la pieza recientemente, en varios medios. Si se hubiera hecho una encuesta antes de la polémica restauración para saber cuántos conocían la obra, ¿cuál hubiera sido el resultado? Ahora la dirección general de Cultura pretende sancionar a los responsables, que son la parroquia de San Miguel de Estella y la empresa que se encargó de todo el proceso, pero la realidad es que a pocos les importaba la escultura. ¿Es que solo valoramos una obra e investigamos sobre ella a menos que sufra algún daño? ¿Cómo vamos a proteger nuestro patrimonio si ni siquiera lo conocemos? Y si no lo conocemos, no podemos tener sensibilidad hacia ello. Ni incorporarlo a nuestras vidas.

Parte de la función de la Lista Roja de Hispania Nostra consiste en difundir nuestro patrimonio para salvarlo, ya que solo existe un medio efectivo: dar a conocer nuestro rico Patrimonio Cultural y educar a la gente para que aprendan a quererlo y preservarlo. No esperar a que surja el nuevo Ecce Homo para enterarnos de que existía.

Déjanos tu comentario. ¿Conocías la escultura antes de la polémica o no?

FUENTE IMAGEN: Hispania Nostra.