Cuestiones sobre patrimonio y política

El pasado lunes 22 de abril se celebró una jornada (1) coloquio sobre Patrimonio y Política por la celebración del 18 de abril día internacional de los monumentos y sitios ICOMOS-UNESCO. La ocasión con motivo de las elecciones generales celebradas el 28 de abril, y ante la próxima convocatoria electoral del 26 de mayo, es buen momento de presentar nuestras demandas a los políticos en temas de patrimonio.

En la jornada del 22, las propuestas de los políticos de todos los colores coincidieron en 3 focos normativos de trabajo, la modificación de la Ley de Contratos del Sector Público 9/2017, la modificación de la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, y la elaboración de una Ley sobre Mecenazgo y Voluntariado Cultural. Con diferentes matices, todas las propuestas tienen el objetivo de incentivar la conservación de cada Bien Patrimonio así como la difusión de sus valores entre la sociedad, dado el hecho resaltado por todos de que España firmó a finales de 2018, el Convenio sobre el valor social del patrimonio cultural, la declaración de Faro, 2005 Portugal (2). En algunos puntos hubo discordancias sobre la ideología del patrimonio, y consecuentemente, los diferentes tratamientos que pudieran dar las políticas de distinto color.

Las leyes pueden distorsionar la efectiva conservación del patrimonio cuando se quedan sólo en papel. Desde las Instituciones y personas implicadas en el patrimonio, ¿es necesario defender un pacto de estado por el patrimonio que asuma los temas esenciales recogidos en acuerdos internacionales, como por ejemplo el Convenio europeo sobre patrimonio de la Valetta (Malta)?

La transdisciplinariedad del patrimonio, integra a muchos sectores, pero todos pensando en los diferentes estratos que acumulan conocimiento y representan las diferentes sociedades que nos han precedido. Los edificios, catedrales, paisajes urbanos o paisajes rurales, paisajes naturales, las cuestiones que plantean son heterogéneas. ¿Es necesario un Plan de Protocolo en Emergencias para prevenir la actuación en casos de emergencia? ¿Es necesario catalogar usos? ¿Es necesario integrar nuevas tecnologías que faciliten la accesibilidad a la información patrimonial y su actualización a nuevos usos?

Sintonizar el mantenimiento vivo del patrimonio con una conservación continuada en el tiempo exige un compromiso político por parte de todos los ciudadanos, y desde esta perspectiva la formación y sensibilización en patrimonio debiera entroncar con la educación reglada desde las edades más tempranas. Visualizar la educación desde el patrimonio enraiza los conocimientos en el saber existente para el desarrollo de ciudadanos mas responsables. En este sentido, destacar la intervención de Juana Font Arellano (3) al hablar de la arquitectura rural como un precipitado geográfico que sabe utilizar lo que tiene más cerca, esa sabiduría constructiva que pierden los urbanitas, que conlleva amar lo que se tiene además de valorar los medios económicos necesarios para conservar. La conveniencia de recuperar planes de estudio que tengan presentes los materiales tradicionales. ¿Cómo intervenir ante un muro de adobe, un muro de piedra, un chozo, un palomar? Declarar también como patrimonio esos conocimientos constructivos para contribuir a conservar el carácter de cada lugar. Cambiar los planes de estudio para que los niños añadan al aprendizaje el afecto. Excelente propuesta para seguir dando respuestas a favor del patrimonio.

Referencias:

(1) http://www.coam.org/es/fundacion/actividades-culturales/cultura/152860/patrimonio-ypolitica-propuestas-patrimonio-rural-y-urbano
http://www.icomos.es/2019/04/6o-coloquio-por-el-dia-de-los-monumentos-y-sitios-en-madrid/
(2) https://rm.coe.int/16806a18d3
(3) http://www.fundacionantoniofontdebedoya.es/

Fotos: la autora.