Demolición: el último partido

La demolición del Estadio Vicente Calderón ha comenzado este verano de 2019 con el objeto de molestar poco a los vecinos, y lo mínimo a los colegios próximos que ahora están cerrados por vacaciones.  El desmontaje de los graderíos, la desaparición de los dos frentes, norte y sur, evoca la ruina e invita a pensar sobre el paisaje urbano, natural y cultural. Al lado de la renaturalización del río Manzanares iniciada por el ayuntamiento, ¿cómo evaluamos el patrimonio de todos estos paisajes creados por la mano humana?

La ciudad como artificio construido es la casa social en la que todos nos sentimos seguros frente al entorno natural, cuyas leyes resultan imprevisibles, y en ocasiones impertinentes para los seres vivos en general. Desde ese primer sentimiento protector, controlar la naturaleza ofrece unos parámetros de seguridad vital que tiene en la ciudad un icono. Así el patrimonio reconoce muchas ciudades y edificios como representantes de una cultura, una civilización, una tecnología, una sociedad.

Este enclave del río Manzanares ofrece un pedacito de la historia madrileña que está a punto de desaparecer, patrimonio cultural y natural, según la visión de las Agendas Urbanas. El Estadio, un icono para los aficionados al fútbol, y su progresiva transformación al pasar por esta fase de ruina sugiere un deseo de “vuelta a la naturaleza”, el paisaje natural como un valor a preservar. Los sucesivos planes municipales, Plan Especial Río Manzanares (Madrid Río), Plan de Renovación Urbana del Entorno del Río Manzanares, la búsqueda de una solución para la Calle 30, y ahora la demolición del Estadio Vicente Calderón, ¿son actuaciones integradas para devolver al río Manzanares su espacio vital?

Otro de los símbolos deportivos de la ciudad, el Estadio Santiago Bernabéu anuncia su renovación, una rehabilitación del edificio para conseguir una imagen más acorde con los nuevos tiempos que, de momento, parece anhelar un icono más tecnológico, una especie de platillo volante recién aterrizado del universo interestelar junto al Paseo de la Castellana. Esta visión tecnológica en el distrito Chamartín, frente a la recuperación de la naturaleza en el distrito de Arganzuela, representan dos visiones paralelas que suceden y renuevan simultáneamente la ciudad de Madrid. El Calderón se derriba para construir viviendas. La ecología esta de moda y tal vez vivir junto al río sea una opción que anhelan muchos madrileños o tal vez el río es el símbolo de un nuevo paradigma de modernidad, en oposición a la tecnología “Smartcity”.

La Modificación Puntual del PGOUM-97 menciona que el ámbito está incluido en una zona de Protección del Patrimonio Histórico. Según el Título 4 del PGOUM, el ámbito Nuevo Mahou-Calderón está clasificado en “1. Espacios naturales” como un “Área de protección arqueológica y paleontológica”, además, incluido en dos áreas protegidas:

  • BICTerrazas del Manzanares – Área B”, declarada según decreto 113/1193 de 25 de noviembre
  • BICConjunto Histórico de la Villa de Madrid” declarada según decreto 41/1995 de 27 de abril.

Al ámbito no le afecta la Red Natura 2000, por lo que según la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, y ateniéndose a la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, la Modificación Puntual del PGOUM-97 en el ámbito Mahou-Calderón se sometió a una evaluación ambiental estratégica simplificada.

El último partido lo podrán seguir jugando los niños de los colegios, si el río delimita en sus márgenes una zona de Dominio Público Hidráulico en ese meandro, junto a la ribera del Manzanares, reivindicación de una ciudad ecológica.

Estadio Vicente Calderón. Julio de 2015.

Referencias:

  1. Nuevo Mahou Calderón. Modificación puntual del PGOUM de 1997 http://www.madrid.org/es/transparencia/sites/default/files/expedientes/nuevo-mahou-calderon/12_Documentaci%C3%B3n%20%20modificada/01_269%20MEMORIA%20MPG/ES_L01280796_2017_9024e4e8008e709.pdf
  2. El futuro Santiago Bernabéu https://www.realmadrid.com/sobre-el-real-madrid/historia/estadio-santiago-bernabeu/futuro-estadio-santiago-bernabeu