El castillo de Barcience

Alejado de los centros urbanos y situado en el campo de la comarca de Torrijos, provincia de Toledo, podemos encontrar el castillo de Barcience, denominado así por ser este el pueblo más próximo a él. Se trata de una fortaleza construida a mediados del siglo XV por la acción del Conde de Cifuentes y Señor de esas tierras Juan de Silva, quien tomó el edificio a modo de residencia particular.

De diseño rectangular, formando casi un cuadrado perfecto, sus resistentes murallas se alzan a base de sillería en el exterior y de mampostería, siendo reforzadas en las esquinas por cuatro torres: dos torrecillas caballeras, una rectangular y la torre del homenaje. Esta última posee el elemento más característico de la vista del castillo, el monumental emblema heráldico de los Silva, el león rampante. Es gracias a la conservación de estos muros que se puede estudiar con mayor facilidad cómo se disponía el interior, ya que apenas se encuentran atisbos arqueológicos de muros internos, además de la presencia de filas de ventanas que dan a entender la antigua existencia de dos pisos. El edificio como tal no está terminado, ya que se puede apreciar la falta de elementos canónicos en los castillos de la época como almenas en lo alto o un camino hacia la torre del homenaje.

Hoy en día, seis siglos después de su construcción, podemos afirmar que el paso del tiempo no fue un efecto positivo para el edificio. Desde que fue abandonado por parte de los Condes de Cifuentes, el castillo pasó por un dañino proceso de deterioro a causa de la falta de un uso continuo y de un mantenimiento apropiado, quedando expuesto a múltiples agentes externos como el clima, la vegetación o el vandalismo. En la actualidad el castillo pertenece a una propiedad privada que permite el acceso libre al recinto sin restricción alguna, lo que ha posibilitado tanto las visitas turísticas como aquellas con unos fines malintencionados. Nada más acercarnos al castillo, además de percatarnos de su deplorable estado de conservación por la exposición a la naturaleza, podemos notar la presencia de múltiples pintadas en las paredes, restos de basura y plantas dañinas para el ser humano, entre ellas la planta de la ortiga.

A efectos prácticos, la presencia de estos elementos resulta un claro indicador de que nos encontramos ante un patrimonio en peligro de perderse, tanto a nivel físico como memorial. Por un lado, tenemos el problema de un lugar histórico que no disfruta de los cuidados meritorios teniendo en cuenta el estado del terreno, y por otro lado la falta de consideración con el posible público turista. Estas dos consideraciones crean una dinámica de desgaste en el castillo que degeneran en la pérdida paulatina del bien inmueble y la concepción de un lugar potencialmente turístico como poco cuidado, peligroso y de difícil acceso.

A la hora de hablar de un bien patrimonial que pertenece a una entidad privada y que no es reconocido como Bien de Interés Cultural, su posición tiende a ser desfavorable. En estos casos, existe la posibilidad de una rehabilitación que tenga en cuenta las consideraciones mínimas de limpieza, mantenimiento y accesibilidad mediante la colaboración tanto del propietario como del público interesado en ayudar a su preservación y visibilización. El caso del castillo de Barcience es peculiar en cuanto a nivel comarcal se refiere, ya que se trata de un punto de referencia para los habitantes próximos a la hora de realizar actividades lúdicas, deportivas o turísticas. Teniendo en cuenta que la sola presencia de un edificio histórico genera un gran interés por los habitantes de las localidades cercanas, resulta una justificación más que válida para fomentar la protección de un patrimonio cultural que merece ser conservado.

 

BIBLIOGRAFÍA Y WEBGRAFÍA:

Castillo de Barcience, Castillos del Olvido https://castillosdelolvido.com/castillo-de-barcience/ (consultado el 19-05-2020)

Martinez Caviró, Balbina. “Giomar de Meneses, mujer del adelantado Alonso Tenorio de Silva y San Pedro Mártir”, Toletum: boletín de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, 48 (2002), 285-308.

 

Autoría de la imagen: Castillos del Olvido https://castillosdelolvido.com/castillo-de-barcience/