El puente del Embalse de La Puente

La conservación del patrimonio ingenieril casi siempre ha sido menospreciada. No guarda una especial relevancia para el conjunto de la población, ni a nivel nacional, y mucho menos a nivel mundial. El ejemplo del que partiremos el día de hoy se encuentra en el pequeño pueblo de Hoyo de Pinares, en la provincia de Ávila. Antes de pasar a explicar la problemática cultural que subyace en este lugar, merece la pena realizar una síntesis introductoria a la historia de este municipio.

“El Foyo”, tiene su datación en época prerromana, cuando los celtíberos ocuparon la Península, encontrándose este territorio entre vetones y carpetanos. Se tiene asimismo constancia de una presencia visigoda, probada gracias a la existencia de la necrópolis de Navaserrada; y musulmana, de la cual solo se conserva la Leyenda de la Niña Montero. Tras la caída de Numancia, y a partir de 133 a.C., el pueblo pasará a formar parte del Imperio Romano. En 1476, los Reyes Católicos anexionan la zona a la provincia de Ávila, la cual será proclamada Villa Independiente entre 1621-1665, bajo el gobierno de Felipe IV.

Tras esta breve introducción histórica, volveremos al monumento que vamos a tratar. Se trata de un puente de dudosa datación, pero que se fecha en el período románico, y el cual encuentra su ubicación dentro del embalse de La Puente. Este curioso emplazamiento oculta la arquitectura bajo el agua durante ciertas épocas del año, dejando que resurja, casi de manera mágica, para los habitantes del pueblo; cuando las precipitaciones se resisten a aparecer. La ocultación acuática ha dañado de gravedad el monumento, hasta el punto de poder observar los pedazos de la piedra que lo forma, esparcidos por el propio puente y sus los alrededores. Por otro lado, algunos de los habitantes más jóvenes del lugar, se dedican a jugar con estos trozos, o incluso a arrancarlos de la obra artística; no entienden la relevancia que tiene, quizá porque nadie les ha concienciado sobre ello.

Como vemos, no existe una consciencia del valor artístico de este misterioso puente, del que tan poco se sabe, pero que tuvo una funcionalidad, añorada hoy por aquellos que la conocieron. Estas personas del pueblo solían utilizarlo para atravesar el río Becedas, mucho tiempo antes de que se construyera la presa. Ignorando las claras distancias que los separan, ¿no recuerda este caso a la edificación de la presa de Asuán, que casi termina destrozando el templo de Abu Simbel, en Egipto? ¿No fue salvado? ¿Por qué es menos importante el patrimonio ingenieril? Ambas son creaciones del hombre en tiempos pasados, ambas guardan un significado emocional para un determinado grupo de personas; ambas, en definitiva, son obras de arte y deberían ser protegidas.

Terminaremos con una frase acerca de la conservación del patrimonio, la cual creo adecuada a este documento, ya que resume muy bien la labor que llevan a cabo conservadores y restauradores: “El mundo se mueve a un ritmo tan acelerado que la mayoría de las personas irrumpió en el siglo XXI olvidando sus orígenes. Debiera ser al revés. Deberíamos valorizar nuestras raíces y nuestra cultura, y utilizarlas como cimientos para construir nuestro futuro”.

Webgrafía

· http://www.elhoyodepinares.es/?q=historia (Consultado el 20/03/2020).

· http://www.pueblos.net/hoyopi/hist.htm (Consultado el 21/03/2020).

· https://marialepuruguay.wordpress.com/2013/03/13/frases-celebres-patrimonio-e-
indentidad/ (Consultado el 12/04/2020).

Fuente imagen: Puente del Embalse de La puente. Hoyo de Pinares. Recuperado de https://avilaconniños.com/ruta-del-agua/