¡Grecia VS Reino Unido! O más bien… ¡Grandes museos VS la gente!

¿Hasta qué punto debemos inclinarnos ante los museos? Es posible que los defensores de estas instituciones se molesten un poco con este artículo, pero es necesario que ciertas cosas se sepan para que podamos reflexionar. El periódico ABC publicó este lunes unas declaraciones del director del Museo Británico de Londres sobre la situación de los mármoles de Elgin que se niegan a devolver. La respuesta del funcionario es, nunca mejor dicho, creativa.

Dichos mármoles son piezas extraídas del Partenón de Atenas a principios del siglo XIX por el conde de Elgin, y expuestas en el museo desde 1939. Desde entonces, Grecia ha intentado de todo para recuperar los restos expoliados, pero siempre han sido vencidos. El 29 de este mes, Hartwig Fischer, el director del famoso museo, levantó polémica al asegurar ante un periódico griego que retirar los mármoles fue un “acto creativo”. Que era una pena perder el contexto original de las piezas, pero que en realidad era bueno, porque el museo ha creado un nuevo contexto para las piezas que, lógicamente, ofrece nuevas posibilidades de interpretación.

Ese tío, sin lugar a dudas, debe ser fan de Lord Voldemort. Y también de Sauron, ¿por qué no? Hay que ser malo malísimo para soltar esa respuesta y luego sonreírle al pobre periodista heleno como si nada. Por si fuera poco, afirmó que solo permitirá un préstamo de las piezas a Grecia si este país reconoce al museo como propietario de las mismas. Con razón, un montón de gente le ha criticado. El ministro griego de cultura le acusó de tener una “estrecha mentalidad directiva” y de ver al Patrimonio Cultural como un intercambio comercial.

Yo me pregunto qué esperaban de un gran museo. Por mucho que hagan actividades para niños y jóvenes, y por mucho que utilicen las nuevas tecnologías para aparentar modernización, esas instituciones las dirigen dinosaurios elitistas, que realmente se creen por encima de los demás. Aquí en España tenemos casos similares, como le sucede a La Dama de Elche o a San Baudelio de Berlanga, piezas reclamadas mil veces y nunca han sido devueltas. Si El Prado tuviera piezas de tanto valor perteneciente a otro país, ¿lo devolverían?

Los grandes museos siguen en su nube a pesar de los esfuerzos de muchas personas, desde los expertos en Educación Patrimonial hasta el mismo Hollywood, que por fin ha puesto un ejemplo pasable de historiador en la figura de la heroína Wonder Woman. Con los museos más humildes la historia es otra, pero son los grandes los que influyen en nuestras vidas. En líneas generales, ¿se merecen esos museos ser los guardianes exclusivos del Patrimonio Cultural? ¿No es sano que tuvieran “competencia”? ¿Y si esa competencia fuera la sociedad, los museos más pequeños, etc?

¿Tú qué opinas?

PD: atentos este fin de semana a las noticias de Antena 3. El sábado o el domingo hablarán de la nueva campaña de crowdfunding de HN en Quintanilla de Riofresno. Si donas, le ponen tu nombre a un playmobil. No digo más.

FUENTE IMAGEN PRINCIPAL: ABC