Las ovejas clásicas de Acinipo

Acinipo, a veinte kilómetros escasos de Ronda, es una de las perlas rojas del Patrimonio. De esta categoría sólo se nos ocurre, calamo currente, la Casa del Obispo en Cádiz. Pedazo de monumento, es de los que hay que subrayar en rojo para visitar una vez en la vida. Cuentan Ptolomeo y Plinio de una gran ciudad celta en la Beturia, pero sus orígenes se pierden en la Edad de los Metales, Bronce y Cobre, e incluso en la Prehistoria. Los humanos y nuestra sempiterna querencia a construir sobre lo edificado. El nombre original del yacimiento, verbigracia, sería Arunda, combinación de Acinipo y Ronda. Desde el siglo IV la primera entró en decadencia, siendo reemplazada en importancia por la segunda. En el VII fue abandonada definitivamente. Sorprende que mil y pico años después sus ruinas aún arrojen la grandeza de sus últimos y principales habitantes, los romanos, quién si no. Que esté a una altitud de 999 sobre el nivel del mar y en medio de colinas, no acaba de explicar cómo ha podido resistir al deliberado y tradicional expolio de su opus quadratum. El teatro luce espléndido, enhiesta la pared de su escena (schaenae frons en plan pedante), surtidor de sombra recortado sobre el alto cielo y con vistas inmejorables sobre la serranía. Un teatro a la griega, por cierto, con sus graderías levantadas sobre la pendiente natural de la loma. De verdad, un yacimiento de ensueño, con registros arqueológicos para aburrir, entre los que sobresalen, como siempre, los romanos, con sus termas, algunas casas y restos de calzadas. Leemos que la Junta prevé realizar reparaciones en la cavea o gradería, para atajar los problemas de escorrentía. Por el momento nos quedamos con la impagable imagen de unas ovejas, quien sabe si bebiendo precisamente entre los hilillos de agua de la misma. Ovejas bebiendo de las fuentes clásicas; apetecible alimento para las diatriba universal desde Apuleyo hasta Umbral pasando por Francisco de Quevedo o el aguafuerte de Goya. Que a los romanos los hizo inmortales la construcción de teatros lo saben hasta los cuadrúpedos herbívoros de Acinipo.

La ciudad romana de Acinipo está en la Lista Roja desde el 19 de agosto de 2013. ¿Cuándo engrosará la Lista Verde?

Fotografías: Artesiver Fotografía

Volver a: