Resumen de la III Jornada de Buenas Prácticas en el Patrimonio Cultural y Natural

Resumen de la III Jornada de Buenas Prácticas en el Patrimonio Cultural y Natural. “La señalética del Patrimonio Cultural español, una actividad muy mejorable”.  Madrid, 9 de abril de 2015. Por Dña. Araceli Pereda. Presidenta de Hispania Nostra

 IIIJBuenasPrácticasHN-01

Inaugurada por el Exmo. Sr. Subsecretario del Ministerio de Fomento, por D. Juan Antonio Santamera, Presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos; D. Francisco Menor, director de la Fundación ACS y Dña. Araceli Pereda, Presidenta de la Asociación Hispania Nostra, se desarrolló la III Jornada de Buenas Prácticas en señalización del Patrimonio Cultural y Natural.

La Jornada, celebrada en el salón de actos del Colegio Oficial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, y a la que asistieron alrededor de 80 personas, comenzó con unas palabras de acogida  por parte de los miembros de la mesa presidencial y una exposición del objetivos de la Jornada por parte de la Presidenta de Hispania Nostra.

IIIJBuenasPrácticasHN-03La  primera intervención a cargo del catedrático de Caminos de la Universidad Politécnica de Madrid, Miguel Aguiló,  hizo una revisión de la historia y de los tipos de señales que actúan en la sociedad, de la experiencia en otros países y de la creciente incorporación de las nuevas tecnologías a la señalización. Trató del diseño y de las variopintas soluciones, donde algunas antiguas sorprendían por su modernidad y capacidad de comunicación y otras muchas chocaban por la acumulación de datos y cansina lectura o difícil comprensión,  planteándonos lo obvio: cómo sobrevivir al tiempo y la climatología.

IIIJBuenasPrácticasHN-05A continuación, Alberto Corazón habló de los códigos señaléticos y su uso cuando se trata de bienes del Patrimonio, sugiriendo que la presencia más real de España en el mundo es a través de su Patrimonio y que la verdadera historia del país se haría solo a través de la historia de su Patrimonio. Señaló como principio esencial de la señalética el de la discreción y manifestó la necesidad de tener interlocutores competentes que se ocupen de la señalización en las ciudades y de su mantenimiento.

IIIJBuenasPrácticasHN-07El diseñador y Museógrafo Pedro García Ramos disertó sobre los mecanismos –y problemas- que han de seguir los profesionales de la señalización y el diseño en Patrimonio Cultural para trabajar con las Administraciones Públicas. Hizo un repaso de : Cómo se encarga, quien juzga, cual es el objeto de señalización, quienes los usuarios, a que legislación o a que normas  han de acogerse . Le siguió un análisis  de las características más idóneas para una señalización eficaz. Debe sugerir más que imponer, conseguir proteger los bienes que señala y hacerse desde la convicción de que es un medio imprescindible para el mayor disfrute del Patrimonio

IIIJBuenasPrácticasHN-10Ester Garcia Orellana en representación de ACS (Actividades de Construcción y Servicios) explicó el plan de accesibilidad emprendido por la empresa tras su convenio  con Patrimonio Nacional.

IIIJBuenasPrácticasHN-13En la sesión de tarde, Francisco Lamolda abordó el desafío de la señalización de un bien Patrimonio Mundial, que recibe un elevado número de visitas anuales, explicando el caso de la Alhambra que acaba de recibir el premio 2013 de Hispania Nostra por su señalización exterior.

Beatriz Castellano basó su  exposición en el caso de la señalización de las ruinas de la ciudad romana Baelo Claudia, que situó como una parte del Proyecto Paisaje Cultural de la Ensenada de Bolonia en Cádiz.IIIJBuenasPrácticasHN-15

IIIJBuenasPrácticasHN-16La última intervención fue realizada por Juan Pablo Rodríguez Frade responsable de la reciente restauración el Museo Arqueológico Nacional y de su  plan de señalización. Mostró  el proceso de diferenciación y distribución de los espacios sociales y los museísticos; cómo esto dio lugar a los itinerarios del público por las salas; la formación de salas temáticas y la selección y distribución de los objetos.

Finalizó la intensa Jornada con una mesa redonda de entre los conferenciantes y un debate con los asistentes. Más que debate, hubo comentarios de experiencias y opiniones que manifestaron  una sintonía general de criterios y valoraciones. Cerró la Jornada la lectura de unas conclusiones redactadas  por el Profesor Javier Rivera, que recogían las ideas de los ponentes y las opiniones vertidas en los debates y que publicamos al final de este artículo.

—————————————————————————————————————-

Crónica de una jornada sobre las señales y el Patrimonio. Por Dña.  Paz Cabello Carro, socia de Hispania Nostra

Ideas sobre señales y comunicación

Los asistentes entendimos que el de las señales no es un código natural de comprensión intuitiva, sino aprendida, (una flecha no indica dirección para el no familiarizado); que es un sistema de escritura gráfica de alguna manera comparable con la primitiva escritura china, basada en símbolos esquemáticos de objetos, cuyo significado es mucho más amplio y variable que el objeto representado; y que tiene una capacidad no fonética que le da una cierta universalidad en las sociedades que aceptan su código.

Aunque no se presentó de forma explícita, es evidente que la señalética de símbolos puede tener una gramática, lo que por el momento no se ha desarrollado; quizá porque no sea necesario al subyacer un código de comportamiento y unas convenciones sociales aprendidas que hacen innecesaria una mayor explicación.

Otra cosa que aprendimos es la señalética , que llamaré compleja al compararla con las señales de una sola imagen: los carteles con múltiple información escrita y gráfica. En ellas, el soporte es tan importante como el mensaje a trasmitir; y en cuestiones de soporte discurrieron algunos conferenciantes. Desde sus formas -no parecían ser convenientes las volumétricas-, hasta la materia de factura, con acuerdo a escoger aquellos de fácil mantenimiento según donde se colocase.

Respecto al mensaje de estas señales, nos encontrábamos ante el mensaje redactado de lectura necesaria y su combinación con otros códigos gráficos. Quizá se insistió poco en esto, aunque se evidenció que su lectura en un plano vertical era diferente a la lectura en horizontal. Es lo que llamo escritura en vertical, que necesita una redacción sintética, una búsqueda de los conceptos principales a trasmitir prescindiendo de la mayoría de las palabras que usaríamos en el lenguaje escrito convencional. Lo que llevaría a pensar que esta escritura vertical no es solo propia de las señales, sino del lenguaje de las páginas de internet que han de ser leídas de una sola ojeada en un plano vertical.

Quedó claro a los asistentes la necesidad de estar al día en el desarrollo de las nuevas tecnologías que influirán notablemente en la señalización, comunicación y comprensión del Patrimonio cultural; sobre todo en los museos y recintos cerrados que albergan bienes muebles o en edificios y complejos urbanísticos y parques en los que las nuevas versiones de audioguías y aplicaciones para teléfonos tienen desarrollos constantes y novedosos, no siempre bien conocidos.

Entendimos los asistentes que la señalización es un lenguaje que abarca desde la distribución de los espacios hasta la indicación puntual de un objeto en ese espacio. Que es un lenguaje que debe ayudarnos a recorrer los espacios del Patrimonio; que ha de orientarnos para identificar nuestros intereses como visitantes y para sugerirnos otros nuevos; que tiene que proteger los bienes culturales que señala; y que es un medio para el mayor disfrute del Patrimonio por el público.

—————————————————————————————————————-

Conclusiones de las III Jornadas de Buenas Prácticas en Patrimonio Cultural y Natural. Por D. Javier Rivera Blanco

Los representantes de la Asociación Hispania Nostra quieren, en primer lugar, agradecer a la Fundación ACS y al Colegio Oficial de Ingenieros de Caminos, puertos y Canales su colaboración en la realización de las III Jornadas de Buenas Prácticas en Patrimonio Cultural y Natural, que se celebraron en la ciudad de Madrid el día 9 de abril de 2015.

Entre las conclusiones destacables que surgieron de las ponencias y de los distintos debates, se pueden señalar las siguientes:

  • Es preciso entender que la accesibilidad total no existe, pero sí puede favorecer el derecho de todos al disfrute del patrimonio.
  • Es necesario resaltar la importancia de preservar el patrimonio haciéndolo accesible y facilitar su conocimiento, para cuyo objetivo se considera muy importante la señalización adecuada del mismo.
  • La señalización debe crearse al servicio del ciudadano y en el ámbito del patrimonio debe perseguir, al menos, cuatro fines:

            1.- Mejorar la lectura e interpretación cultural de los edificios, lugares, territorios y paisajes.

            2.- Debe mejorar y propiciar el disfrute estético y favorecer experiencias en el patrimonio.

            3.- Ha de potenciar los valores de identidad como recurso sostenible.

            4.- Ha de resaltar la importancia del lugar y de los objetos, así como de sus significados simbólicos y materiales.

  • En todos los ámbitos relacionados con el patrimonio y la cultura es fundamental promover la colaboración público-privado, por lo que en este mismo seminario se agradece públicamente a la Fundación ACS su labor en este sentido en beneficio del patrimonio y de conseguir su accesibilidad.
  • De las Buenas Prácticas de la señalización depende el éxito de la visita, la dedicación del tiempo correcto, la aprehensión adecuada del objeto visitado, la percepción de lo más importante o trascendente.
  • La señalización debe informar con eficacia en el interior y en el exterior de los lugares visitados.
  • Se ha de generar una metodología de elementos de información y soportes, tanto físicos como virtuales y amparados en las nuevas tecnologías (como APP, vídeos, Bluetooh, pictografías y todo tipo de ilustración, códigos QR, etc.) que colabore al conocimiento y goce del patrimonio.
  • En esta disciplina es muy importante la discreción y la eficacia. Así como la pedagogía, pues los signos, en muchas ocasiones deben ser aprendidos por los usuarios sin referencias ni conocimientos previos.
  • En este sentido es acuciante considerar con mayor interés el exceso de información y señales que se colocan en ciudades y en medios naturales, en no pocas ocasiones sin orden y de forma caótica: contribuyen a enturbiar el patrimonio. Se puede y debe usar la electrónica (y las TIC´s) para minorizar los daños, siempre considerando su limitación para las personas que no la manejan o no la dominan.
  • Hay que concienciar a los responsables de las carreteras, monumentos, calles, etc., para evitar la reiteración o solucionar, en su caso, la ausencia o escasez de información, siempre, en todos los casos, buscando la armonía ambiental.
  • Dado que toda intervención supone una transformación ésta debe ser planteada críticamente para mejorar la conservación y el disfrute del objeto.
  • Se debe contar siempre con colaboración transdisciplinar para que la información sea la exacta y precisa dirigida a todos los usuarios.
  • Es necesario valorar holísticamente todo el entorno patrimonial para su señalización adecuada.
  • Todos los iconos cualifican el espacio arquitectónico, urbano y paisajístico. Hay que colocarlos y elaborarlos con crítica y conocimiento para realizar bien el recorrer, el mirar, el proteger, el orientar, el informar, el detenerse y el disfrutar del patrimonio.
  • Se han de cuidar todos los componentes de la señalización: diseño, integración y armonía, materiales, soportes, volumen, mantenimiento, etc.
  • Hay que concienciar a todos los ciudadanos de que la señalización es parte vital del equipamiento público.
  • Se ha de mejorar la formación de los profesionales del diseño y conseguir el apoyo de las autoridades para todas las acciones culturales, entre las cuales se encuentra el tema de nuestro interés.
  • Hay que mejorar el Código Técnico de la Edificación (CTE) para favorecer la conservación del patrimonio y su accesibilidad.
  • Asimismo se ha de intentar cada vez con mayor esfuerzo a elaborar una legislación más idónea para la accesibilidad. Documentos internacionales como la Carta de Cracovia 2000 inciden ya en la importancia de la propia existencia del patrimonio si así es identificado por la población de su entorno y si se favorece la accesibilidad a todos.
  • Se ha de usar la señalización  en este sentido de la mejora de la accesibilidad aprehendiendo siempre itinerarios alternativos cuando no sean posibles los directos.
  • El diseño en la señalización debe ser sostenible, no debe agredir, tampoco fatigar, solo informar y mejorar el discurso.
  • Se ha de favorecer el acceso físico y también el sensorial. En ambos casos respetando siempre el bien de interés cultural o patrimonial, con acciones de proyecto y de ejecución que sean reversibles, buscando el equilibrio entre la historia y el presente, garantizando el mantenimiento y formando personal especializado en arquitectura y en gestión del patrimonio para que trabaje con esta visión en estos entornos.
  • Se han de estudiar los BIC para que sean adaptados a la accesibilidad como derecho social, pues si importante es el patrimonio, éste solo existe cuando así lo entiende la población como suyo y como tal, de manera que si no hay quien lo disfruta desaparece espiritual y materialmente.
  • Se ha considerar, por otra parte, que la accesibilidad favorece la economía de los lugares patrimoniales aplicada con el conveniente respeto, pues multiplica la asistencia a estos por mucha más gente.
  • Patrimonio y accesibilidad no son incompatibles. Debe hacerse notar que en la actualidad ya hay un 15 % de la población con problemas de movilidad, proporción que irá aumentando a medida que se alargue la proyección de vida de las personas, y todas tienen derecho al disfrute del patrimonio común.
  • Muchas veces es suficiente con estudiar las distintas escalas de actuación en los accesos de las ciudades, de los monumentos, etc., pues existen desde las de alta relevancia (accesos a Toledo, Perugia, etc.) a las de mínima escala que son fundamentales (bordillos, pavimentos, losados, sumideros, empedrados, etc., etc.).
  • Respecto a las quejas que se realizan sobre el impacto que producen algunas intervenciones de accesibilidad, aunque sean reversibles como deben ser siempre, se ha de recordar que aunque ya estamos acostumbrados no debemos aceptar tampoco impactos tan graves como los de los automóviles, los cableados, etc., que inundan nuestras ciudades dañándolas fuertemente. En el caso de la accesibilidad su armonización garantiza el uso mayoritario de los lugares y, a la vez, el factor social que contribuye a que más personas protejan y conozcan el patrimonio.
  • En este sentido particular también debe señalarse que el patrimonio (las ciudades, los territorios, los yacimientos arqueológicos, etc.) no sean un laberinto para la discapacidad, se han de mejorar los pavimentos como señalización, hacer itinerarios claros, accesos alternativos, utilizar el color, etc.
  • Finalmente, los asistentes a las III Jornadas destacaron la necesidad de tener una visión global del patrimonio en relación con la señalización y la accesibilidad, como instrumentos fundamentales para mejorar su identidad, su conocimiento y disfrute y su aprovechamiento social y como recurso económico.

En Madrid, a las 21 horas, el día 9 de abril de 2015.