“WIND OF CHANGE”

Los hallazgos prehistóricos de Logrosán (Cáceres)

(por Vicent Sos Baynat)

“En la Sierra o Cerro de san Cristóbal, Logrosán, existió un pueblo en los tiempos prehistóricos del Eneolítico, de la Edad del Bronce, con orígenes que deben considerarse anteriores a los dos mil años antes de Jesucristo.

El poblado estuvo emplazado en lo alto de dicho cerro, instalado sobre los mismos asomos de casiterita, sin presencia de recinto amurallado.

Fue un pueblo minero del estaño, de relativa densidad de población, industrial, rico y pacífico.

Debió estar relacionado con Tartesos, por vías naturales de fácil acceso, aprovechando las cuencas de los ríos Ginjal, Grande, Ruecas, Guadiana…, a Andalucía.

La localidad debió quedar despoblada a la caída de la explotación del estaño y llegada, más o menos tardía, de la cultura del hierro.

Es posible que la población reviviera al generalizarse la dominación romana, pero repoblada por gentes desconocedoras de los antecedentes históricos de la localidad. Durante este tiempo no se debió explotar el estaño, porque no existen señales arqueológicas que lo podrían señalar.

Cabe suponer que en los tiempos del Medievo, quizás antes, la población debió abandonar los altos del cerro y se trasladó al pie NE de la Sierra, localización actual de Logrosán.

Resulta curioso pensar de qué manera los habitantes del Logrosán actual (con orígenes antiguos relacionados con el oro de sus ríos y el estaño de su sierra, andando el tiempo pudieron perder, totalmente, la noción de su procedencia, viviendo durante siglos con desconocimiento absoluto de sus antecedentes mineros.

Es curioso, igualmente, pensar que tuvieron que transcurrir milenios hasta la llegada de nuestra centuria, 1949, para que, por caprichosas repercusiones de afanes generales, volviera a producirse la remota unión de un pueblo a su suelo minero, repitiendo su historia.”

Minas de Logrosán

Fotografía original: @minasdelogrosan

Montaje: Jorge Corrons Crespi

Volver a: