LISTA ROJA. Es Carnatge entra en la Lista Roja de Hispania Nostra

A pesar de su alto valor natural, se encuentra abandonado y degradado

Madrid, 21 de marzo de 2022- El nombre de Es Carnatge hace referencia a la actividad de eliminación y aprovechamiento del ganado muerto que se llevó a cabo desde la última década del siglo XIX hasta el 1959 en este lugar. La zona elegida para ello, es un espacio natural costero situado en el centro de la bahía de Palma entre las barriadas del Coll den Rabassa y Can Pastilla. Además de ser declarada área natural de especial interés, en los alrededores se han encontrado restos arqueológicos de actividad humana de la época en que Mallorca era musulmana (siglo IX y siglo XII d.C), restos de una noria y una jarra decorada, que indican la existencia de una explotación agrícola. A principio de los años sesenta se encontraron numerosos fragmentos de cerámica púnica y un anzuelo de cobre. También encontraron una pequeña cueva de enterramiento prerromano, de la cual actualmente queda el vestigio circular de su base.

Sin embargo, los restos de la casa y el espacio colindante más cercano, así como las vías de acceso al mismo, sufren un estado de degradación cada vez mayor. El Ayuntamiento de Palma de Mallorca adquirió estos terrenos por permuta en el año 1993, y un año más tarde los cedió a la Comunidad Autónoma por un periodo de 99 años para promocionar los terrenos y proceder a su conservación. Se realizó un megaproyecto para hacer un jardín botánico, un acuario… pero al final no se llevó a cabo y el Govern lo devolvió al Ayuntamiento. En el 2003 se construyó un carril bici y peatonal que pasa junto a las casas y las canteras de marés, mostrando las actividades que se desarrollaron allí.

La edificación fue abandonada por su último propietario debido a los robos y frecuentes actos de vandalismo que se producían. Más tarde, ya en 2012, fue habitada por okupas y se incendió.

La zona pasó a estar repleta de escombros, pero además, se instaló una base militar y campo de tiro, así como una central eléctrica. Por todo esto aumentó la contaminación acústica existente, también por su proximidad al Aeropuerto de Palma de Mallorca. Finalmente, en este lugar se halla la entrada del gasoducto marino que viene desde Denia pasando por Ibiza.

Por estos motivos, Es Carnatge acaba de incorporarse a la Lista Roja del Patrimonio que elabora la asociación Hispania Nostra (www.listarojapatrimonio.org) y que recoge más de mil monumentos españoles que se encuentran sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores.

En 1890 se autorizó el permiso para que en este lugar se trabajara con los animales muertos. La cercanía al mar era necesaria, utilizaban el agua salada para hervir los restos y los despojos eran desechados en la orilla, lo que generó quejas de los habitantes de la zona a causa de los malos olores que se producían. Aun así, el Ayuntamiento concedió la licencia porque era una actividad necesaria.

Aprovechando una casa ya existente, se construyó un patio rodeado de muros al lado del mar. Las personas llevaban los animales al carnatger, quien separaba la piel de los cuerpos, que servía para la fabricación de diferentes artículos, y utilizaba el sebo para grasa. Los demás restos terminaban arrojados al mar. A partir de 1959 los animales empezaron a llevarse al matadero municipal de Palma para ser incinerados, por lo que Es Carnatge acabó abandonada, la cual continúa virgen pese a que con la llegada del turismo toda la zona fue modernizándose.

“Es Carnatge” ha sido declarado Área Natural de Especial Interés (ANEI) destacando, entre otras cosas, por su riqueza paleontológica que el Ayuntamiento también prevé señalizar para darla a conocer.