LISTA VERDE. Córdoba: recuperada la ermita que fue taller de bicicletas

La Consolación, en Bujalance, pasa a la Lista Verde tras las obras de rehabilitación

Madrid, 30 de julio de 2021- Los rezos devotos y las romerías dieron paso al chirrido de herramientas y al trasiego de clientes portando y llevándose sus bicicletas. Eso fue lo que ocurrió en la ermita de La Consolación de Bujalance (Córdoba): la historia de un atropello artístico y patrimonial que, en este caso, ha tenido final feliz. Gracias a las obras de rehabilitación, este pequeño templo del siglo XVII ha recuperado todo su discreto y sencillo esplendor y se ha evitado la ruina a la que parecía condenado.

Fue incluida en la Lista Roja del Patrimonio que elabora la asociación Hispania Nostra (https://listarojapatrimonio.org/ficha/ermita-de-consolacion/) en mayo de 2015 y acaba de ser incorporada a la Lista Verde del Patrimonio, que recoge aquellos monumentos que, tras pasar por la Lista Roja, han sido rehabilitados y recuperados.

Desde los años 70 del pasado siglo, la ermita permanecía abandonada, tras haber conocido distintos usos como el de taller de bicicletas. Y, ciertamente, no fue erigida con ese fin. “Fundóla Gonçalo de Anduxar, año de mil seiscientos y diez: tuvo motivo para ello, que pasando algunas noches a deshora por aquel sitio, y el camino que sale de Córdoba, sintió, y vio algunas cosas de temor, valióse en su aflicción del favor de la Virgen Santísima, y prometió servirla, edificándola esta Iglesia: tiene Cofradía, y celebra su fiesta a quinze de Agosto con grande concurso de gente”, dejó escrito un tal fray Cristóbal en 1657.

La ermita, antes de su completa restauración

La ermita de la Consolación y su entorno han sido totalmente recuperados como espacio destinado a fines culturales y sociales. Se han reparado los elementos constructivos del edificio, con el recalce de sus muros, su restauración, limpieza y consolidación. También se ha procedido al derribo y reposición completa de sus cubiertas gravemente deterioradas y en situación de ruina.

La cúpula, antes de su restauración, llegó a estar agujereada

La construcción es de una sola nave de reducidas dimensiones (18 x 6 mts.), planta rectangular y bóveda de cañón rebajado. Los vanos entre nervios muestran una decoración sencilla con motivos geométricos. Las pechinas exhiben rica yesería y escudos.

El interior de la ermita tras su completa rehabilitación