Nuevo premio a “las bodegas y lagares tradicionales de El Cotarro en Moradillo de Roa”

El respeto a la naturaleza y en este caso a la conservación de todo un entorno cómo es el del barrio de bodegas y lagares tradicionales de El Cotarro en Moradillo de Roa tiene su recompensa. Galardonados con el Segundo Premio Provincial de Medio Ambiente en municipios de entre 100 a 400 habitantes, dotado con 6.000 €, de la Diputación de Burgos.

También han sido premiados: Torresandino, Pradoluengo, Castellanos de Castro y Pinilla de los Barruecos

Se presentaron a los “Premios Provinciales de Medio Ambiente 2020” dentro de la “Categoría B Medio Natural” con nuestro Proyecto de Concienciación, Protección, Mantenimiento, Recuperación y Puesta en Valor de las Bodegas Subterráneas y Lagares Tradicionales de Moradillo de Roa (Ribera del Duero). Este proyecto surge de la necesidad de rehabilitar y conservar el patrimonio natural vinculado a generaciones pasadas y presentes. Moradillo de Roa dispone de un patrimonio natural excepcional, un patrimonio histórico y arquitectónico considerable de la Ribera del Duero. Este patrimonio natural se complementa con la arquitectura subterránea también conocida por arquitectura enterrada, arquitectura excavada o arquitectura troglodítica que es un subtipo de la arquitectura solar bioclimática que aprovecha una tecnología para reducir la incertidumbre ambiental. Esta arquitectura aprovecha los recursos naturales de alrededor y la inercia térmica del terreno para obtener confort térmico interior.

En Moradillo de Roa se han recuperado 157 bodegas subterráneas ubicadas en el medio natural “El Cotarro”. Estas bodegas se construyeron hace 3 siglos aprovechando un medio natural “cerro o cotarro” que dio como resultado 4 niveles de bodegas subterráneas orientadas la mayoría de ellas al norte. El pueblo de Moradillo de Roa ha conseguido recuperar el medio natural, el paisaje del Barrio de Bodegas Subterráneas, mantener la belleza de los espacios verdes de la Ribera del Duero, conservar la tradición y patrimonio vitivinícola, adaptar la modernidad al paisaje tradicional ribereño, combinando con respeto ambos escenarios, crear productos de la tierra que ayudan a mantener el paisaje de nuestra tierra. Un patrimonio natural que se engloba en un Proyecto Enoturístico “El Cotarro” a través de su territorio, que ponen en valor su historia, que hacen que un pueblo se esfuerce por conservar un conjunto paisajístico auténtico de la Ribera del Duero.
La arquitectura tradicional ha conformado nuestros paisajes y los escenarios de nuestra historia. En su enorme diversidad, en su deslumbrante creatividad y en su perfecta armonía con el medio natural, es uno de los ámbitos patrimoniales más ricos y más variados. Su importancia es enorme como expresión de una sociedad, como reflejo de las condiciones geográficas y como soporte del Patrimonio Inmaterial. La protección de paisajes naturales o rurales armoniosos se ha convertido en una justificación ambiental para la protección de amplias áreas en las que participan no sólo los valores naturalísticos, sino también los culturales.