Descubriendo vestigios visigodos por León y Castilla. Crónica de un itinerario cultural

Escuchando las explicaciones en San Juan de Baños. 

 

[icon name=”file-pdf-o” class=”” unprefixed_class=””] Descargar texto completo en PDF

Durante cuatro días de septiembre de 2016 (jueves 8 a domingo 11), viajamos al León y Castilla visigodas. Fue organizado por URBS REGIA, asociación socia de Hispania Nostra que está implantando el itinerario turístico cultural sobre el patrimonio visigodo, Orígenes de Europa, que incluye la época tardorromana, entrada de pueblos germánicos y a su asentamiento hasta formar la actual Europa; con la idea de enlazar con los demás países con restos similares.

En excursiones anteriores visitamos yacimientos cercanos a la Urbs Regia de Toledo, capital del reino visigodo: Guarrazar  y Recópolis y los tesoros del Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Viajamos a la Mérida visigoda,  pretendiendo seguir por el reino Suevo de Galicia y Portugal.

Visitamos tantos sitios y tan bien seleccionados, que es preferible consultar el folleto del itinerario en la web de Hispania Nostra. Unos eran construcciones claramente visigodas como San Juan de Baños asociado a Recesvinto o San Pedro de la Nave con sus capiteles labrados, su ara visigoda o una viga cuya madera señalaba una fecha tan desconcertante por su antigüedad como el siglo V.

Otros eran edificios reconstruidos en el siglo X con influencias de Al-Ándalus sobre iglesias visigodas cuyos elementos originales podían verse, como San Cebrián de Mazote o San Miguel de la Escalada, ambas con sus capiteles visigodos sobre columnas romanas reaprovechadas. Lo que implicaría una continuidad entre lo visigótico y  lo mozárabe que llevaría a redefinir el prerrománico y los límites entre visigodo y mozárabe e, incluso, paleocristiano, ya que a veces parece darse una continuidad difícil de definir.

No todos los lugares habían sido objeto del mismo estudio y buena conservación como algunos de los visitados. Cuando en San Román de Hornija fuimos a ver la balconada de la casa del cura, sostenida por una línea de columnas con capiteles  visigodos, ésta se había derrumbado y los capiteles no estaban. Aunque dicen que fueron rescatados por el Ayuntamiento, aislados, los capiteles quedan descontextualizados y desvalorizados perdiéndose el alineamiento de las columnas que sugerían la nave del templo visigodo aledaño a la actual iglesia parroquial, heredera de la que fundara Chindasvinto.

El León románico y gótico parecía anular la etapa visigoda que se escondía tras los restos romanos que hoy se excavan y vimos. Detectamos como los reyes asturianos asentados en León pretendieron enlazar con la monarquía visigoda. No nos olvidamos sitios como el yacimiento romano de La Olmeda o la catedral de Palencia, con su cripta con capiteles visigodos. Vinos de la tierra,  comidas de productos leoneses, hoteles, uno moderno en León y un convento medieval restaurado en Carrión, apoyaban la ruta cultural edificada sobre el aprovechamiento turístico, el esfuerzo por la calidad y la conexión con otras asociaciones de similares intereses como la Fundación Antonio Font Bedoya.

Isaac Sastre, doctor en arqueología especializado en la alta Edad Media nos cautivó con sus comentarios. En el autocar, Mariano Seoánez, doctor ingeniero de montes, nos explicaba la transformación del paisaje desde los bosques iniciales. Pilar Tormo, de Urbs Regia, organizó y vigiló el cumplimiento del programa.

Paz Cabello Carro.

Puedes ver todas las imágenes de nuestra excursión en Flickr