Hispania Nostra muestra su preocupación por el proyecto del canal romano de Las Médulas

Advierte que puede ser “lesivo e innecesario” para el conjunto arqueológico

Foto: De Karkeixa – Trabajo propio, CC BY 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=7633638

Madrid, 22 de febrero de 2024-. Recientemente ha llegado a Hispania Nostra la preocupación de una parte de la sociedad leonesa por la puesta en marcha del “Proyecto de actuación para la recuperación del canal romano CN-2 entre Peñalba de Santiago y Las Médulas como ruta de interés turístico” con el objeto de transformar uno de los canales utilizados en época romana para la explotación aurífera de Las Médulas como vía para senderismo y circuito para bicicletas.

Dicho proyecto está promovido por la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio y, dada la trascendencia del yacimiento sobre el que se pretende actuar, debe contar con el informe favorable de los órganos competentes de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte.

El objeto de dicho proyecto es el de transformar un canal romano en una senda. Para ello parece que se proyecta remover terrenos arqueológicos, modificar el canal en algunos tramos y reconstruirlo en aquellas zonas donde ha desaparecido o está muy perdido. Un proyecto que puede resultar lesivo para el conjunto arqueológico amén de innecesario, dado que existen distintas opciones de trazado que permitirían lograr el objetivo de crear una vía para senderismo y cicloturismo sin afectar a ninguno de los elementos del yacimiento, algo que nos parece positivo para fomentar la visita a un entorno tan espectacular como sin duda es el de Las Médulas.

Es evidente que nos encontramos ante un caso especialmente relevante porque afecta no solo a un Bien de Interés Cultural, sino también a un bien declarado Patrimonio de la Humanidad, que se va a ver sometido a una intervención promovida, autorizada y financiada desde instituciones públicas. Sinceramente, un yacimiento como Las Médulas, ¿no merece unos meses más de reflexión? ¿Y un estudio pormenorizado llevado a cabo por especialistas antes de proceder a una actuación que puede afectar a una parte del yacimiento de manera irreversible? Entendemos que pueden existir importantes y urgentes razones económicas, pero si ello pudiera causar un daño irreversible en un elemento de uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de nuestro país, creemos que deben buscarse alternativas. Al fin y a la postre se trata de reforzar ese compromiso social para que entre todos seamos capaces de legar a las generaciones futuras un Patrimonio enriquecido y no, como tantas veces ha ocurrido, el triste lamento de una actuación precipitada producto de una decisión poco meditada.