LISTA VERDE. La restaurada iglesia de Santiago de Benicalaf sale de la Lista Roja

El templo manierista del siglo XVIII fue la parroquia del hoy desaparecido poblado

Madrid, 4 de marzo de 2022- Buenas noticias para el patrimonio cultural valenciano. El Ayuntamiento de Benavites (Valencia) ha llevado a buen término los trabajos de restauración de la iglesia de Santiago Apóstol de Benicalaf. Entre 2015 y 2017 se llevó a cabo la impermeabilización de la cubierta y la restauración y consolidación de la fachada principal; en 2019 comenzó la restauración del presbiterio y sus esgrafiados (con apoyo de la Consellería de Cultura de la Generalitat Valenciana); y en 2021 los de restauración de la fachada norte (con ayuda del programa de la UE “LEADER”), afectada por la erosión en el tiempo de la lluvia y el viento.

El templo ingresó en la Lista Roja del Patrimonio (www.listarojapatrimonio.org) que elabora la asociación Hispania Nostra, en octubre de 2008, ya que existía un claro riesgo de pérdida dado el avanzado estado de desgaste que presentaba la construcción. Pero la iglesia de Santiago apóstol de Benicalaf ha salido de peligro tras las acertadas obras de rehabilitación y, por ese motivo, se incorpora a la Lista Verde del Patrimonio.

La iglesia presenta una sola nave de planta rectangular dividida en tres tramos, más la cabecera. Tiene capillas laterales enmarcadas por pilastras. La nave se cubre con bóveda de medio cañón con lunetos y arcos fajones que separan los distintos tramos. El interior está enlucido con frescos en los que se representa la Eucaristía, la Inmaculada, la Santísima Trinidad y el Apostolado. A los pies, sobre arco y bóveda de crucería, se sitúa el coro alto. Al exterior, la fábrica es de mampostería en los muros y sillería en las esquinas y contrafuertes, así como también en el zócalo inferior que recorre la iglesia.

En la fachada, que estaba recubierta con enlucido imitando aparejo de sillares, destaca la portada de inspiración manierista (muy parecida a la de la iglesia de Benavites), de piedra con ventana rectangular enrejada; bajo ella aún se ve una lápida de piedra con la inscripción ‘STIAGO’. La fachada es recta y se remata con espadaña de tres huecos, uno de ellos cegado. La cubierta es a dos aguas y los paramentos laterales se refuerzan con contrafuertes que emergen sobre el cuerpo exterior de las capillas, con tejadillo a una vertiente.