MICROMECENAZGO. Alfaro podrá comenzar las obras en la iglesia de San Francisco

Los vecinos consiguen in extremis los 6.578€ necesarios para iniciar la restauración

Madrid, 1 de julio de 2022- Ha habido que esperar hasta el último día de la campaña de micromecenazgo para que los vecinos de Alfaro (La Rioja) pudieran ver cumplido su sueño: alcanzar los 6.578€ necesarios para comenzar con las obras de restauración de la iglesia de San Francisco de la localidad. La campaña, iniciada en colaboración con la asociación Hispania Nostra (https://crowdfunding.hispanianostra.org/salvando-san-francisco-de-alfaro/3314), concluye en la medianoche de este 1 de julio.

“Nuestro objetivo global es evitar la desaparición de nuestra querida iglesia de San Francisco”, explican desde la Asociación de Amigos de la Historia de Alfaro, que ha impulsado esta iniciativa. La primera parte del proyecto, para la que necesitan los 6.578€, “es la de volver a colocar los restos humanos que se sacaron de las antiguas tumbas tras un procedimiento de urgencia por riesgo de grietas en dos arcos. Estos restos humanos deben tener un entierro digno dentro de la cripta de la misma iglesia”.

“Los trabajos los realizaran empresas legalizadas para tales efectos sin que nosotros podamos realizar trabajo en obra y es por ello que para poder pagar a estas empresas estemos solicitando el apoyo económico”, explican, aunque añaden: “Nos hubiese gustado poder ponernos también nosotros como asociación a retirar escombros y ayudar a las empresas, pero no es viable”.

La iglesia de San Francisco de Alfaro data del siglo XVII y está construida con los restos del antiguo castillo que dominaba gran parte del valle del Ebro en la desembocadura del río Alhama.

Es un edificio edificado en ladrillo, con alguna cadena de piedra. Tiene tres naves, las laterales formadas por la comunicación de las capillas entre los contrafuertes mediante arcos fajones, de cuatros tramos la nave central y tres las laterales, con crucero y con cabecera rectangular, ocupada por la capilla mayor y presbiterio. Se cubre con bóvedas de lunetos, excepto en el crucero, donde hay una cúpula. Las bóvedas se apoyan sobre arcos fajones de medio punto y grandes y robustos pilares cruciformes ornamentados con pilastras corintias. La cúpula del crucero descansa sobre pechinas, en las cuales hay insertadas cuatro lienzos que representan a santos franciscanos, del siglo XVII, aunque repintados.

Fue incluida en julio del pasado año en la en la Lista Roja que elabora la asociación Hispania Nostra (https://listaroja.hispanianostra.org/) y que recoge más de 1.100 monumentos españoles que se encuentran sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores.